PROYECTOS > MORE PROYECTOS

El panorama actual está marcado por la acumulación de circunstancias de diversa índole que (se) suceden simultáneamente y exceden nuestra capacidad cotidiana de respuesta. Esto produce una imposibilidad para abordar el terreno desde una macro-mirada, haciendo que nos replanteemos el sentido y la manera de enfocar nuestra exploración. Esta tarea precisa de otro ritmo, ya no consiste en un recorrido pausado, con tiempos de espera y espacios para la observación, sino que exige velocidad en la toma de decisiones.

La contemporaneidad genera continuas fricciones ocasionando cambios vertiginosos difíciles de digerir y que ya no se inscriben en nuestra experiencia, es decir, no impresionan (en) nuestra memoria, dificultando la plena comprensión de los hechos así como su escala y dimensión. Ahora, este tiempo instantáneo y múltiple que vivimos, se gasta antes de producirse, obligándonos a permanecer en un estado de alerta para tratar de prever los bruscos movimientos que fundan, con la violencia de cada reajuste, un nuevo relieve a nuestro alrededor.

En este espacio de conflicto incesante, la aparente solidez de ciertos elementos que dotaban a un territorio de parte de su construcción identitaria, ha saltado por los aires en pedazos, dejando discontinuidades imposibles de llenar. De esta manera, asistimos a una programada desterritorialización del mundo, consecuencia de un proceso que diluye lo singular, homogeneiza las experiencias e iguala las acciones, borrando cualquier particularidad.

Desde el marco anterior, tratamos de focalizar la mirada para establecer un modo de proceder en el terreno mediante perforaciones específicas, interrogándonos sobre lo que acontece. El objetivo no consiste en detectar las líneas de fractura, que cada vez se vuelven más y más amplias, sino evidenciar algunos puntos de ruptura.